Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra web, Usted acepta nuestra política de privacidad .

Loading...
Home / Comunicados

Recientes estudios demuestran más beneficios del AOVE

En el pasado articulo El oleocanthal, ¿qué es y por qué es tan importante?  comentamos que es un antioxidante natural que otorga el picor típico del aceite de oliva virgen extra, además de alguna de las claves para su conservación.

Este tipo de aceite de oliva de categoría superior es el único que mantiene las máximas propiedades de la oliva una vez exprimida, y es el mismo que ha servido a Javier Menéndez a probar su efectividad en la investigación contra el cáncer en grupo de Metabolismo y Cáncer del Programa ProCURE del Instituto Catalán de Oncología (ICO). El grupo de investigación ha descubierto que los fenoles (el oleocanthal es uno de ellos) actúan contra las células cancerígenas de un tipo de cáncer de mama muy agresivo, el HER2 positivo.

Ahora, un reciente estudio de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York demuestra que el AOVE reduce el riesgo de coágulos en personas con obesidad (o con un IMC superior a 30).

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Un estudio demuestra cuáles son las grasas más perjudiciales para la salud cardiovascular

Un estudio publicado en la Revista Internacional de Cardiología (Consumption of individual saturated fatty acids and the risk of myocardial infarction in a UK and a Danish cohort) demuestra que las personas que consumen grasas saturadas tienen mayor riesgo de padecer un ataque al corazón que las que consumen grasas de origen lácteo o vegetal. Es debido a que las grasas más perjudiciales para el corazón, como las de origen animal, tienen mayor cantidad de átomos de carbono.

Estos datos se han revelado gracias al seguimiento de más de 50 mil personas en Reino Unido y Dinamarca a lo largo de 13 años. Durante este tiempo ha sido posible registrar los hábitos alimenticios y sus efectos en la salud de personas que ya habían padecido un ataque al corazón.

Kathy Gruver, escritora y oradora experta en salud, confirma al medio de comunicación Olive Oil Times que seguir una dieta mediterránea concuerda con los resultados deseables que demuestra el citado estudio. Entre otros alimentos, Kathy destaca el pescado graso, nueces y aceite de oliva, tales como el virgen extra La Redonda, cuyas grasas son más beneficiosas para el sistema cardiovascular.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin