Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra web, Usted acepta nuestra política de privacidad .

Loading...
Home / Comunicados

Cerezas, la fruta de primavera por excelencia

La temporada de las cerezas acontece de mayo a julio, aunque algunos cerezos de variedad temprana pueden dar sus frutos en abril. Las cerezas, al igual que el resto de frutas y hortalizas, son un manjar que alcanza su mejor sabor cuando está de temporada.

Con las cerezas se pueden cocinar salsas y platos fríos típicos de verano, como ensaladas o gazpachos que, además, aderezados con aceite de oliva virgen extra arbequina ensalzará aún más su sabor. También puede cocinar postres con cerezas: recubiertas de chocolate, en sorbete o empanada.

Son muchos los beneficios que las cerezas aportan a la salud:

Ayudan a la relajación por ser una fuente de melatonina y seratonina.

• Remedio contra la hipertensión por su alto contenido de potasio.

• Fuente de vitaminas, antioxidantes y ácido fólico (recomendado en el embarazo).

• Bajo índice calórico: diez cerezas tienen alrededor de 25 calorías.

• Bajo nivel de azúcar.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

¿Puede conservarse el aceite de oliva en el congelador?

El aceite de oliva comienza a espesarse por debajo de los 5ºC y no todos sus componentes químicos y organolépticos se congelan al mismo tiempo; cada uno adquiere variaciones en su consistencia a diferentes temperaturas. Las pequeñas partículas de triglicéridos solidifican adquiriendo la apariencia de perlas blancas que fácilmente pueden confundirse con mal estado, pero no es así.

El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) se conserva perfectamente en el congelador y al descongelarse mantiene sus propiedades. Sin embargo, deben tener en cuenta que a la hora de descongelarlo habrá que consumirlo en un período más breve ya que, como cualquier producto descongelado, su proceso de deterioro se acelera. Para devolverlo a su estado líquido consumible habrá que dejarlo a temperatura ambiente, preferiblemente a partir de los 20ºC. Otra opción de conservación válida es guardarlo en el frigorífico.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin