Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra web, Usted acepta nuestra política de privacidad .

Loading...
Home / Comunicados

Una lengua electrónica para catar aceite, ¿el futuro?

Las características sensoriales de los Aceites de Oliva Virgen Extra son fundamentales para valorar su calidad por su relación con sus propiedades nutricionales y, a menudo, son decisivas en la elección del consumidor.

Según la reglamentación europea, la valoración organoléptica de los aceites de oliva es parámetro oficial para establecer su calidad y debe ser realizada por unos catadores oficiales. Esta evaluación, obligatoria hoy en día, es un procedimiento largo, costoso y sujeto a la subjetividad del evaluador, motivo por el cual se buscan otras alternativas. Entre ellas se encuentra la lengua electrónica, la cual contiene unos sensores que reconocen los compuestos de los atributos sensoriales de los aceites, como los polifenoles y los compuestos volátiles.

Recientemente se realizó una investigación para evaluar su fiabilidad y se comprobó que fue capaz de predecir con exactitud el contenido en compuestos fenólicos de los aceites pero con menor precisión la concentración de volátiles.

Por tanto, vemos que esta herramienta de cata no es precisa en su plenitud pero, ¿quién sabe si más adelante se convertirá en la forma oficial de cata?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

España, primera productora de aceite a nivel mundial

A pesar de que grandes países como China están apostando por la producción de aceite de oliva, España se mantiene como primera potencia mundial en producción de aceite de oliva y de aceituna de mesa, como ya mencionamos en el pasado post “El aceite español se impone en el mercado estadounidense como uno de los mejores”.

Nuestro territorio nacional cuenta con la mayor superficie de olivar del mundo, siendo en total 2,58 millones de hectáreas. En este ranking de principales productores le siguen a España varios países de la cuenca mediterránea como Italia, Grecia y Túnez; aunque cuentan con gran diferencia en cuanto a hectáreas y volumen de producción. Por otro lado, se encontrarían a mayor distancia en el ranking los países Portugal, Chipre, Eslovenia o Turquía.

En total, el 98% de los 1.000 millones de olivos que existen en la actualidad en todo el mundo se cultivan en el área mediterránea.

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin