Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra web, Usted acepta nuestra política de privacidad .

Loading...
Home / Comunicados

Aceite de oliva en ayunas ¿es bueno?

Ya adelantábamos en artículos pasados lo imprescindible que es el aceite de oliva virgen extra en la dieta mediterránea para experimentar todos sus beneficios. En concreto, comentábamos que a los diabéticos les ayuda a reducir la toma de medicación a largo plazo, pero también aporta beneficios al resto de personas por diversas razones. Es un antioxidante y antiinflamatorio natural, evita las enfermedades degenerativas del cerebro y actúa contra las células dañinas de diversos tipos de cáncer.

Todas estas son buenas noticias, además de otros muchos beneficios que no contamos aquí hoy, pero ¿importa el tipo de aceite, la cantidad que debemos tomar y cuándo tomarlo para que sus efectos sean notables?

En primer lugar, para recibir todos los nutrientes y beneficios del aceite de oliva, éste debe ser virgen extra fresco, auténtico jugo de oliva extraído en frío y solo mediante procedimientos mecánicos. Además, los expertos recomiendan tomar al menos cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra con las comidas diarias.

Por último, la ingesta de aove en ayunas puede ser el aliado natural contra la acidez estomacal cuando se prevé la ingesta de alimentos o bebidas que producirán dicha acidez. También favorece el tránsito intestinal y mejora la absorción de nutrientes.

Otros artículos sobre los beneficios del AOVE:

­   Dieta mediterránea y aceite de oliva para reducir la medicación en diabéticos

­   Recientes estudios demuestran más beneficios del AOVE

­   El oleocanthal, ¿qué es y por qué es tan importante?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Dieta mediterránea y aceite de oliva para reducir la medicación en diabéticos

La Universidad del País Vasco UPV/EHU ha demostrado que las personas con diabetes de tipo 2 que se alimentan de una dieta mediterránea con aceite de oliva virgen extra reducen a largo plazo la necesidad de medicación. Para ello, los investigadores han tratado con 3.230 diabéticos durante alrededor de 3 años asignándoles tres dietas diferentes.

En los ensayos, los diabéticos que se alimentaron de una dieta mediterránea con aceite virgen extra redujeron la necesidad del uso de su medicación un 22%. Efecto que no se vio reflejado en los otros dos grupos, uno con la misma dieta pero sustituido el aceite de oliva por frutos secos, y otro con una dieta baja en grasas.

La conclusión de los investigadores es que el patrón determinante de los resultados ha sido la dieta mediterránea con AOVE, que permitió controlar mejor el nivel glucémico de las personas con diabetes. Asimismo, se descartan otros factores que pudieran haber originado estos resultados, ya que hechos como consumir menos calorías, hacer deporte o perder peso no fueron contemplados en la investigación.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin