Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra web, Usted acepta nuestra política de privacidad .

Loading...
Home / Comunicados

Renovamos la imagen de nuestro AOVE La Redonda

Entramos en el 2019 con un gran cambio, el de la imagen de nuestra marca de Aceite de Oliva Virgen Extra La Redonda. Tuvimos la grata experiencia de presentar esta renovación en la feria FOOD&LIFE, celebrada en Munich desde el pasado 28 de noviembre hasta el 2 de diciembre. Tras los resultados podemos deducir que, además de la buena aceptación de nuestro aceite por parte de los asistentes, la imagen tuvo una excelente acogida.

La pasión por el progreso constante y el espíritu de adaptación ante los cambios son posiblemente dos de los valores más representativos de Agroalimentos La Redonda. Muestra de ello ha sido lanzarnos a esta aventura que sin duda tiene el objetivo de transmitir la personalidad que el producto se merece. Este proyecto se ha desarrollado de la mano de la agencia Cubo, empresa con 25 años de experiencia dedicada al sector de la publicidad, marketing, diseño y comunicación.

Nuestra nueva imagen se nutre del concepto de nuestra materia prima, las olivas de variedad Arbequina; de nuestra personalidad histórica, los campos redondos de la Finca La Redonda; y de la identidad de nuestra compañía en sí misma. ¿El resultado? Una marca redonda.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

¿Se puede usar Aceite de Oliva Virgen Extra para freír?

Ya lo hemos comentado en algunos posts pasados, como “El verdadero Aceite de Oliva Virgen Extra”, pero queríamos dedicarle un post semanal a este tema. En efecto, el Aceite de Oliva Virgen Extra es el más indicado para hacer frituras; sus características lo hacen perfecto para aguantar las altas temperaturas. Esto es así por su alto contenido en antioxidantes, por la alta concentración en ácido oleico y por la presencia de polifenoles que impiden su temprana oxidación y degradación, proporcionando una mayor resistencia a las altas temperaturas.

Además, provoca una película alrededor del alimento impidiendo que este se empape de aceite, evitando un aporte calórico extra y un mayor gasto, ya que la densidad de este aceite crece al calentarse, permitiendo freír más cantidad con menos producto.

De modo que mucha gente piensa que usar este aceite de calidad para freír supone un derroche de producto y dinero, ya que otros aceites son más baratos, pero a la larga es más rentable y sin duda más saludable.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin